Canon EOS 2000D

Introducción

La Canon EOS 2000D es una cámara réflex pensada para la iniciación.Es una cámara sencilla e intuitiva. Ésta nueva cámara viene a reemplazar a la 1300D.

Pensada como primera cámara para aficionados, o aquellos que quieran disponer de su primera réflex sin gastar mucho. Por lo que sus prestaciones son básicas y el rendimiento ajustado a un uso cotidiano y ocasional no muy exigente.

 

 

Diseño y ergonomía

Con el plástico como principal material de construcción para ofrecer una cámara muy ligera, con buen agarre y con el resto de controles donde solemos encontrarlos en el resto de modelos.

Tiene una pantalla fija de 3 pulgadas con 920.000 puntos de resolución sin capacidad táctil y un visor óptico con el 95% de cobertura que son características que también se mantienen y habituales en los modelos de inicio.

 

Velocidad y rendimiento

El rendimiento general no será una pega para el aficionado porque puede encontrar más que suficiente para un uso cotidiano, sobre todo por su precio.

En cuanto a la autonomía, cabe destacar que su pequeña batería permite alcanzar hasta 500 disparos, nada sorprendente pero suficiente para una jornada no muy exigente, que será lo habitual para la mayoría de usuarios aficionados.

Es una cámara que no está concebida para la acción, con apenas 3 fps en ráfaga que además no es especialmente ágil.

Al igual que en su capacidad de grabación de vídeo, no encontramos grandes pretensiones, permitiendo la captación en Full HD 1080p, suficiente para cualquier usuario medio que grabe vídeo ocasionalmente.

La cámara cuenta con conectividad WiFi y NFC que funciona correctamente, con fácil conexión a través de smartphone con la correspondiente aplicación.

El único cambio relevante de esta 2000D con respecto a su predecesora es el nuevo sensor. Ahora con 24 megapíxeles reemplazando al captor de 18 megapíxeles anterior. Y el procesador se sigue manteniendo, el DIGIC 4+.

Sistema de enfoque

En ésta cámara encontramos un modesto sistema de autoenfoque con 9 puntos.  El sistema de enfoque de la Canon EOS 2000D estaría en la media de los de esta gama de cámaras. Para el día a día de un fotógrafo aficionado cumple perfectamente.

La EOS 2000D  no tiene AF continuo en vídeo, no hace seguimiento automático del objeto que esté delante, hay que pulsar el botón de enfoque durante la grabación para reenfocar si el objeto se mueve.

Y por otra parte el sistema de enfoque en vídeo es igualmente lento y sufre el típico ‘focus hunting‘: el enfoque intenta repetidas veces, hacia adelante y hacia atrás, por prueba y error, hasta encontrar finalmente el punto de enfoque óptimo.

No es una cámara recomendada si vas a hacer mucho vídeo, al menos si dependes de un sistema de enfoque automático en vídeo.

Calidad de imagen

En cuanto a la calidad de imagen no encontramos grandes sorpresas. El sensor rinde bien, cumpliendo en multitud de escenas, aunque siempre con mejor nota cuanta mejor luz encontramos y menos contrastes existan.

Con Canon EOS 2000D @ f/9; 1/80s; ISO 125.

Cuando las escenas son algo más complejas, el rango dinámico se aprecia limitado, pero siempre que apostemos por disparar en RAW podremos recuperar mejor las altas luces o las sombras más profundas.

Con Canon EOS 2000D @ f/5; 1/30s; ISO 640.

En cuanto a su rendimiento con poca luz, la cámara evidencia su simplicidad y pocas pretensiones. La sensibilidad que nos permite alcanzar llega hasta 6400 ISO pero, como suele ser habitual, no es el resultado más óptimo. Con todo, aquí el uso de una óptica más luminosa que la habitual del kit, nos permitirá extraer mucho mejor rendimiento en situaciones de poca luz.   

Con Canon EOS 2000D @ f/8; 1/80s; ISO 6.400.

Especificaciones técnicas

La opinión de Tecnocorner

Se trata de una cámara sencilla, pensada como primera cámara para aficionados, o aquellos que quieran disponer de su primera réflex sin gastar mucho. Por lo que sus prestaciones son básicas y el rendimiento ajustado a un uso cotidiano y ocasional no muy exigente. Responde bien, con una correcta calidad de imagen y fácil de manejar.

No es una cámara que entusiasme, no tiene nada novedoso, ni es especialmente rápida, no es potente, ni destaca en ningún aspecto concreto. Es una cámara sencilla, una de esas réflex que al final posee un precio muy asequible.

                                                 

 

 

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *