XBOX Series X

 

 

Introducción

El mercado de los videojuegos está valorado en más de 120 mil millones de euros y crecerá en el periodo de vida de estas nuevas consolas alrededor de un 13% año a año, según Grand View Research. El papel de las nuevas videoconsolas será crucial para mantener este ritmo, tanto como el crecimiento de servicios o las ventas de videojuegos digitales.

Xbox Series X es la pieza central de una estrategia quirúrgicamente diseñada para ponérselo a Sony más difícil que nunca en una competencia directa de la que Nintendo se desvinculó con el lanzamiento en 2006 de Wii.

La Xbox Series X, es una consola de nueva generación que cuenta con una configuración realmente potente y que tiene, en efecto, potencia más que suficiente para mover juegos en resoluciones 4K con calidades altas sin tener que renunciar a un buen nivel de fluidez.

El salto generacional frente a Xbox One X es muy marcado y se deja notar a todos los niveles, aunque resulta especialmente grande a nivel de CPU y de soporte de tecnologías avanzadas.

Dimensiones, peso y diseño

Empezamos el análisis de Xbox Series X hablando del diseño, y es que es una de las claves de la consola de Microsoft. Es una consola con un perímetro cuadrado que sí, llama la atención, pero realmente en fotos parece más grande de lo que es en la realidad.

La consola más grande de las dos propuestas de Microsoft para esta generación destaca por su aspecto robusto y compacto.Tenemos un sistema que tiene unas dimensiones de 30,1 cm de alto con un fondo/ancho de 15,1 cm. Tiene un peso de 4445 gramos.

Es una videoconsola con un aspecto novedoso y peculiar, con una forma que se asemeja a un «ladrillo» y que se aleja mucho de los diseños habituales de otras consolas más planas y más bajas.

Podemos ponerla como queramos, aunque por motivos de disipación y el funcionamiento térmico, es recomendable ponerla en vertical. Además, el diseño deja clara la intención de Microsoft de que así sea, con una rejilla de ventilación en la parte inferior trasera que hace que pase aire fresco y salga por una parte superior con un diseño muy llamativo y bonito.

 

Como dicen por ahí, para gustos los colores, pero a mí esta consola me parece que tiene un diseño muy elegante, eficiente y sobrio.

Lo único que no me convence demasiado, es que en caso de que la queramos colocar en posición vertical, la rejilla de la imagen superior quedará hacia arriba. Y eso, apunta a que será un imán para el polvo.

Acabados y conexiones físicas

El acabado de la XBOX Series X es un acabado muy bueno, con materiales de primera calidad. De momento, sólo tendremos disponible el color negro que se puede apreciar en las imágenes del post.

En la parte frontal tenemos el botón de encendido con el logo, así como el lector Blu-Ray 4K, el botón para sincronizar periféricos y un USB Tipo-A 3.2. En el lateral que queda a la derecha solo encontramos unas «patitas» para colocar la consola en horizontal.

 

Si nos vamos a la trasera,tenemos el HDMI 2.1, otros dos USB Tipo-A 3.2, el puerto RJ45 para conectarnos por cable a la red, un puerto de expansión y la entrada de alimentación. La fuente es interna y es un logro que Microsoft haya conseguido meter todo ese Hardware en este chasis.

 

El mando de la Serie X, es el mismo que usa la Serie S, en el que han conseguido un diseño perfecto por ergonomía y materiales y que tiene interesantes novedades. La primera es la inclusión de ese botón Share para hacer capturas. Es un botón que se puede configurar en el apartado de accesibilidad del mando en la consola.

También encontramos una nueva cruceta que apuesta por un diseño circular y es muy cómoda en juegos de lucha para realizar diagonales. Los botones de menú y Options sobresalen un poco más que en el mando anterior y el logo de Xbox está acabado en negro en lugar de en plata.

Calidad en pantalla y sonido

Sobre el papel, la consola debería presentar juegos como nunca antes. Tiene trazado de rayos DirectX , que realmente marca una gran diferencia en la apariencia de los juegos. Introduce un nuevo modelo de iluminación más natural que puede desarrollar los juegos y representarlos con mayor precisión que nunca.

Está claro entonces que con ésta consola tienes la resolución y la velocidad de fotogramas. Entendemos que los juegos de Xbox Series X apuntarán constantemente a una resolución de 4K a 60 fps. Algunos juegos, como los simuladores de conducción y los juegos de disparos en primera persona, pueden optar por aumentar la velocidad de fotogramas a 120 fps, mientras que en algunos casos disminuyen la resolución.

Eso podría ser esencial para algunos jugadores que prefieren juegos fluidos y precisos en lugar de imágenes, y probablemente será una compensación bienvenida. La mayoría de las veces, los juegos de soporte ofrecerán eso como una opción en su configuración.

Los 12 teraflops de potencia de procesamiento alojados en el sistema en un chip funcionan con las arquitecturas Zen 2 y RDNA 2 de AMD para dar como resultado mundos que exigen una mirada más cercana.

 

La nueva Xbox contará desde el día de su lanzamiento con la tecnología de Dolby que nos ofrecerá HDR y audio de nueva generación. Dolby Atmos y Vision ofrecerá en Xbox Series X y Xbox Series S imágenes y sonido como nunca antes hemos visto en una consola.

Además, el audio espacial 3D es la siguiente evolución en tecnología de audio, usando algoritmos avanzados para crear mundos envolventes realistas que te ponen en el centro de tu experiencia.

Rendimiento

La Serie X tiene un procesador de 8 núcleos a 3,8 GHz personalizado con microarquitectura AMD Zen 2 y fotolitografía de 7 nm. Ésto es igual que su «hermana pequeña» la Serie S, a excepción de los 3,8GHz del procesador en lugar de los 3,6GHz que tiene la S.

Tenemos 1 TB interno que se queda en 802 GB reales tras el sistema y el formateo. Este SSD cuenta con una velocidad de 2,4 GB/s en archivos comprimidos y que da un total de 4,8 GB/s en archivos descomprimidos y en juegos que usen el sistema de descompresión de Microsoft. Éste espacio de almacenamiento, se antoja algo escaso teniendo en cuenta que hay títulos como Call of Duty que se van hasta los casi 200GB. Aunque Microsoft ofrece la posibilidad de incorporar tarjetas de expansión, pero el precio es de 250€ para 1TB.

 

Los teraflops son una medida de potencia que indica los cálculos por segundo que puede hacer un procesador. Sabiendo ésto, la Serie X equipa un procesador gráfico personalizado con 52 unidades de cálculo a 1,825 GHz, microarquitectura AMD RDNA 2 y 12 TFLOPS.

La memoria RAM que equipa es una 16 GB GDDR6 con bus de 320 bits. De esos 16 GB, 10 GB cuentan con un ancho de banda de 560 GB/s y otros 6 tienen un ancho de banda de 336 GB/s.

El rendimiento del sistema de entrada y salida de Xbox Series X es idéntico al de Series S, por lo que alcanza los 2,4 GB/s con datos sin comprimir y los 4,8 GB/s con datos comprimidos.

Sistema Operativo

Xbox ha optado por las leves mejoras que no pretenden revolucionar algo que ya funcionaba perfectamente. La nueva puerta de entrada a Xbox es muy similar a la anterior, y está organizada a partir de mimbres comunes. Han desaparecido algunos elementos, pero el jugador habituado a anteriores versiones se moverá por esta como pez en el agua. Al jugador nuevo no le costará mucho adaptarse a la plataforma.

 

La nueva interfaz es más clara y personalizable que la anterior versión. Ésta se divide en grandes bloques distribuidos en hileras. Los últimos juegos, aplicaciones y secciones usadas, sean juegos recientes, Blu-Ray o configuración. Les acompaña un acceso directo a la biblioteca de juegos, algún logro por conseguir y recomendaciones de juegos, tanto disponibles en Game Pass como de futura aparición, con acceso a la Store.

El siguiente apartado está dedicado a la Store, de nuevo con atajos útiles a destacados de última hornada, juegos nuevos, disponibles, selección de juegos de pago, recopilación de títulos gratuitos, ofertas temporales y un acceso a la opción de búsqueda.

Finalmente, una serie de categorías menores y que sin duda irán creciendo con el paso del tiempo y la llegada de nuevos jugadores, y que se alimentará también de usuarios de Xbox One: por una parte, la sección Comunidad, con acceso a vídeos oficiales, el programa de embajadores, búsqueda de amigos, clubes y tendencias. La categoría Eventos, finalmente, recoge eventos en juegos online, de acceso directo mediante tarjetas.

Especificaciones técnicas

La opinión de Tecnocorner

La Serie X, es perfecta por muchos motivos: potencia equiparable a un PC de gama alta, tecnologías que dan un salto increíble, apoyo de Ray Tracing por hardware y DirectX, servicio Xbox Game Pass para empezar a disfrutar de cientos de juegos desde el primer día sin necesidad de gastar más dinero.

Los expertos en videojuegos recomiendan la Xbox Series X como la mejor elección de este 2020.

Si estas buscando la mejor consola o un PC para jugar la Xbox Series X es tu mejor opción actualmente, ya no necesitas un desembolso excesivamente grande para lo que ofrece.

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *